Blogia
SALDAÑA blog

El blog de Gervasio Sánchez

La noticia es leer el blog de Gervasio Sánchez

Periodista con todas las letras pronuncio un discurso en la entrega de los premios Ortega y Gasset que aquí reproduzco.


Estimados miembros del jurado, señoras y señores:

Es para mí un gran honor recibir el Premio Ortega y Gasset de Fotografía convocado por El País, diario donde publiqué mis fotos iniciáticas de América Latina en la década de los ochenta y mis mejores trabajos realizados en diferentes conflictos del mundo durante la década de los noventa, muy especialmente las fotografías que tomé durante el cerco de Sarajevo.

Es un gran honor porque varios de mis mejores amigos a los que respeto profesionalmente pertenecen a la plantilla de este diario. Queridos Ramón Lobo, Guillermo Altares, Miguel Ángel Villena, Jorge Marirrodriga, Francesc Relea, Miguel Gener, Alberto Ferreras, Gorka Lejarcegui, incluso tú querido Alfonso Armada, a los que he nombrado y a los que tengo en mi mente, a todos vosotros que me apoyasteis en los momentos más duros os dedico este premio de todo corazón.

Quiero dar las gracias a los responsables de Heraldo de Aragón, del Magazine de La Vanguardia y la Cadena Ser por respetar siempre mi trabajo como periodista y permitir que los protagonistas de mis historias, tantas veces seres humanos extraviados en los desaguaderos de la historia, tengan un espacio donde llorar y gritar.

No quiero olvidar a las organizaciones humanitarias Intermon Oxfam, Manos Unidas y Médicos Sin Fronteras, la compañía DKV SEGUROS y a mi editor Leopoldo Blume por apoyarme sin fisuras en los últimos doce años y permitir que el proyecto Vidas Minadas al que pertenece la fotografía premiada tenga vida propia y un largo recorrido que puede durar décadas.

Señoras y señores, aunque sólo tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo decir que como Martín Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado hace 40 años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas antipersonas: la mozambiqueña Sofia Elface Fumo, a la que ustedes han conocido junto a su hija Alia en la imagen premiada, que concentra todo el dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, el camboyano Sokheurm Man, el bosnio Adis Smajic y la pequeña colombiana Mónica Paola Ojeda, que se quedó ciega tras ser víctima de una explosión a los ocho años.

Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la universidad.

Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad.

Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película Cuentos de la luna pálida de Kenji Mizoguchi.

Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la ayuda a las víctimas de la minas y al desminado.

Es verdad que todos los gobiernos españoles desde el inicio de la transición encabezados por los presidentes Adolfo Suarez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas.

Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra la guerra y que hoy fabriquemos cuatro tipos distintos de bombas de racimo cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.

Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo y que me avergüenzo de mis representantes políticos.

Pero como Martin Luther King me quiero negar a creer que el banco de la justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.

Muchas gracias

GERVASIO SÁNCHEZ

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

8 comentarios

Conchita Viera Nevado -

Sr. Sánchez, en CNN+ que dirige el Sr. Gabilondo tuve la suerte de verle y oír su intervención, gracias por defender un tema que fue tabú, porque nos impusieron el silencio y que todavía hoy, quieren que sigamos en él. Con sus buenos sentimientos me sentí aliviada porque sus palabras fueron un bálsamo para mi herida que desde los ocho años de mi hermano y mis tres años crecimos en un ambiente de dolor, de lágrimas y sufrimiento de mi madre por el asesinato de mi padre y los atropellos que se sucedieron.
Mi padre, AMADO VIERA AMORES de 33 años, abogado y último alcalde socialista que defendía sus ideas democráticas, preocupado por el bien social de la época en educación, reforma agraria, etc. Como así lo dejó reflejado en sus escritos, fue sacado de su casa por un policía y dos falangistas armados de pistolas el 25 de septiembre de 1936 y no volvimos a saber más de él. Su cargo de alcalde lo dejó sin oposición por su parte cuando le comunicaron su cese por el cambio de régimen. Han pasado 73 años y nunca ha tenido un reconocimiento público, ni siquiera dentro del partido socialista que durante doce legislaturas que pasaron por este ayuntamiento.
Estoy de acuerdo con usted que este asunto la han dejado sin interés hasta a nivel nacional, regional y local por los políticos, que desde Felipe González hasta Zapatero, afectado con su abuelo, no han hecho nada y así la oposición heredera del franquismo cainita nos quiere hacer tragar que esto quedó zanjado con la transición. Mi padre y los que están con él siguen en el anonimato, tirados en una mina, en la que por estar dentro de una propiedad privada, la dueña me impide entrar en la finca y recuperar sus restos. Esta señora de principios católicos, pero no cristianos, me recomienda que después de tantos años, yo, lo que tenía que hacer era rezar ¿qué le parece? Cuando se fundó la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y con el libro que escribió el catedrático de historia contemporánea de Cáceres, implicado en este tema, Julián Chaves Palacios donde citaba a mi padre, me puse en contacto con él y desde entonces, acompañada por él y por el coordinador de la Junta de Extremadura que lleva esta asunto, se dónde está mi padre. Sé que no olvidan mi caso tanto ellos, como José Manuel Corbacho presidente de la Asociación en Badajoz; pero ¿podré llegar a ver mi propósito realizado? Por mi extenso escrito, que no está todo, le pido disculpas y, espero que entre todos me ayuden a que mi padre del que siempre nos hemos sentido orgullosos, reciba su merecido descanso. Me faltan mi madre y mi hermano y con toda mi alma lucho y lucharé aunque ya no tenga su apoyo.
Un saludo,

Conchita Viera Nevado.

AMNISTÍA INTERNACIONAL -

Gervasio: Somos Amnistía Internacional Madrid y querríamos contactar contigo a ver si podías ser ponente en una Jornada sobre POBREZA Y DERECHOS HUMANOS que queremos montar el próximo 14 de Mayo.
Un saludo
Miguel Ángel Rabazo García

Miguel Laporte -

Estimado Don Gervasio:
Acabo de recibir un mail de un amigo, que contenía tu discurso al recibir el premio Ortega y Gasset de fotografía. ¡Que par de huevos que tenés viejo! (Así decimos en Argentina a la gente con coraje). Quiero pedirte humildemente que a partir de este momento yo te pueda elegir como una de las personas que me represente. Quiero que tu voz sea la mía. Quiero ser parte de las personas como vos que con su trabajo, su humanidad y su voz, son capaces de cambiar el mundo. Podés negarte ya que no me conocés y tal vez el compromiso sea mucho. Como atenuante te digo que tus historias (fotografías) me tocaron el alma, me conmovieron hasta las lágrimas y tu discurso fue tal cual yo quisiera decirle todos los días a la mierda de la clase política que nos gobierna. Un fuerte abrazo.
Miguel Laporte

maribel -

Me ha llegado el discurso, como a muchos, a través de internet. Gracias, por escribirlo, por leerlo, por sentirlo...

Alexandra -

Tras leer un correo electrónico donde se encontraba adjuntado tu discurso, descubri que aun hay personas con ética, sabiduria y agallas. Gracias por hacer lo que muchos no se atreven, gracias por dar voz pública a los que no la tienen, gracias por tu labor y gracias por contribuir en lo que muchos soñamos, un mundo mejor.
Y repito lo que Javier comenta, un HÉROE del s. XXI

Javier -

Gracias Gervasio, eres un ejemplo para todos. Te considero un auténtico héroe del siglo XXI. Sigue así trabajando para hacer un mundo mejor.
Les enseñaré a mis hijos tu discurso para que aprendan una lección de humanidad.

LUIS VELASCO GONZALEZ -

GRACIAS GERVASIO POR SER RACIONAL, VALIENTE Y EXPRESAR DELANTE DE LOS PODEROSOS LO QUE YO NUNCA PODRE DECIRLES, ESTOS POLITICOS SON LA HIPOCRESIA PERSONALIZADA, ME DA VERGUENZA AJENA. UN MILLON DE GRACIAS.

jordi -

enhorabuena,
se de ti por un mail acompañado del discurso y de las unas fotos de tus hijos.
enhorabuena.
me has emocionado,

gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres